Bombas de calor

 
     
 

Descripción

Una bomba de calor es un sistema capaz de extraer el calor de baja temperatura del aire, la tierra o el agua y concentrarla para proporcionar calor útil para calentar el medio y el agua. Solamente es necesaria energía para concentrar este calor, de manera que pueda llegar a una producción de calor de hasta cuatro veces superior a la energía aportada. Las bombas de calor, todo y su nombre, también pueden enfriar el medio durante el verano. En este proceso, el calor de alta temperatura se extrae de un edificio y se convierte en calor de baja temperatura que puede ser difundido de nuevo a la tierra o la atmósfera. Por tanto, un mismo sistema puede calentar el medio, enfriarlo o puede producir agua caliente.

Ventajas

Las ventajas de las bombas de calor son estos:

  • La electricidad y el calor de baja temperatura son disponibles desde diferentes fuentes
  • Los sistemas se pueden encontrar en todas las medidas, tanto para calentar una habitación, como una casa o diversas viviendas
  • Algunos sistemas son reversibles, de manera que pueden calentar y enfriar
  • La electricidad necesaria para hacer funcionar la bomba de calor puede provenir de fuentes renovables
  • Se esta extendiendo el uso de los refrigerantes naturales, que tienen un impacto medioambiental bajo o nulo
  • En conjunto, el sistema tiene mucha eficiencia y, por tanto, un bajo coste de funcionamiento.

Inconvenientes

  • El espacio, si se utiliza un colector geotérmico
  • La baja eficiencia cuando disminuye la temperatura ambiente en los sistemas con el aire como fuente
  • Los elevados costes iniciales
  • El refrigerante se ha de recuperar al final de la vida del sistema

Principios básicos Economía
Criterios Información
Instalación