Sistemas fotovoltaicos

 
     
 

Descripción

En los próximos años, no habrá una única fuente de electricidad, sino diversas: renovables i no renovables que se combinaran para responder las necesidades eléctricas del planeta. Es probable que la energía fotovoltaica y eólica lleguen a ser la forma dominante de generación de electricidad en el futuro.

Con las células solares, se puede convertir la luz del sol directamente en electricidad con el proceso fotovoltaico. Debido a que la luz del sol se distribuye de manera uniforme, cada edificio tiene el potencial para generar electricidad solar localmente. El tejado es el lugar más conveniente para instalar las células solares si esta debidamente orientada por tal de recibir la radiación solar.

El potencial de generación de electricidad directamente de la luz del sol es demasiado grande y resulta rentable a medida que la tecnología mejora y que el precio de la electricidad generada por fuentes convencionales como combustibles fósiles aumenta.

Ventajas

  • La tecnología se puede usar casi en cualquier sitio, pues la luz del sol está disponible en todas partes.
  • El material de producción casi siempre puede ser instalado cerca del lugar de consumo, por tanto, se evitan pérdidas de electricidad para la distribución y el transporte.
  • La medida de la instalación se puede ajustar fácilmente de acuerdo con las necesidades y los recursos disponibles.
  • No se produce contaminación por su funcionamiento. Tampoco emisiones de gases, residuos, ni riesgo de accidentes físicos.
  • Hay que hacer poco mantenimiento y reparaciones pues no hay partes móviles.
  • La electricidad se puede producir localmente, el que fomenta el balance entre energía producida y energía consumida.

Inconvenientes

  • El tejado del edificio puede no estar correctamente orientado.
  • La tecnología actualmente es cara, pero los costes están disminuyendo progresivamente.

Principios básicos Economía
Criterios Información
Instalación